Chorizo, salchichón y lomo son los tres grandes pilares sobre los que se asienta la construcción del embutido nacional. Tres columnas que podrían ser buenas utiliza nuestro cerdo dórico, jónico y corintio, las cuales sirven de base para armar meriendas y desayunos e incluso coquetear con recetas que involucran fuego.

Este templo culinario incluye la carne del cerdo, ya sea blanco o ibérico, al que rendimos homenaje y da sentido a gran parte de nuestro recetario nunca falta una capilla para el salchichón.

El invierno y los cerdos de San Martín quedan así en el ideario colectivo de un uso festivo ya en desuso y no tan necesario, haciendo de la matanza una exhibición necesaria para que haya carne para el resto del año. Tradición replicada hasta no hace mucho y ahora hemos sustituido por la comodidad de acercarnos a lo lineal del supermercado

Falta tan poco de nuestro ya mencionado triunvirato como de la negra omnipresencia de la morcilla. variedades regionales que han salido de su zona de confort y al mantener su acento, han conquistado sándwiches, paladares y tablas de cortar fuera del hogar.

Es el caso de Fuets y Espetecs, quizás el más popular de los embutidos catalanes, muy democratizado por la industria y difícil de no acercarse. Hoy abrimos esta puerta y vamos a la alacena catalana para apreciar otros embutidos que quizás no sean tan conocidos fuera de Cataluña pero que enamoran a todo el que los prueba.

Hablamos del fuet y el espetec, sí -no los vamos a abandonar-, pero también del salchichón, la longaniza, la somalla, el salchichón -vic por medio- y por supuesto la Expositor de embutidos cocidos a los que payeses Qué Marcos Rovira, de la empresa familiar cal rovira, está consagrada y nos la contaremos más adelante.

salchichas frescas

Foto Salchichón Crudo Cal Rovira

salchicha cruda. ©Cal Rovira.

Llonganisa (longaniza), de la que hablaremos en detalle a continuación, y butifarra (salchicha) son los dos formatos principales en los que veremos embutidos catalanes, ya sean frescos, curados o cocidos. El primero se presenta habitualmente tanto en formato fresco como curado, mientras que el segundo se encuentra más comúnmente fresco o cocido en los numerosos embutidos que se elaboran con ella.

Muy parecidas al resto de longanizas y embutidos frescos del resto de España, la gran diferencia es que suelen El salchichón en Cataluña tiene una parte mucho más magra -jamón o lomo- y mucha menos grasa, ya sea entreverada o panceta, por lo que resultan más ligeras y menos grasosas.


salchichas saladas

Foto salchicha cruda

Entre los embutidos ahumados encontramos el fuet (centro), el salchichón o llanissa (izquierda) y la secallona (derecha).

El carácter internacional del chorizo ​​hace que Cataluña también trabaje con asiduidad, junto a la fuerza del salchichón, que tiene en Vic su gran centro neurálgico, aunque se produce en toda la comunidad, pero Si hablamos del gran salchichón catalán tenemos que referirnos a eso Longanisa (longaniza) y las, digamos, versiones que se hacen de ella.

Todos parte de una tribu común de origen latino como la lucanicia o lucanica, lo que condujo a eso Longanisa, longaisa (en la Val d’Aran), embutido en Aragón, Lucainka en Euskadi o el Lucaniga Italiano originario de la antigua Lucania romana. Muy corto, Todos tienen en común que son carne picada de cerdo.Porción de panceta o tocino, sal, pimienta y luego salchicha.

En unos casos será fresco y en otros, como ahora, iremos a los curados que se encuentran en la comarca de Osona -que se reparte entre Barcelona y Girona- Territorio longan por excelencia de toda Cataluña.

  • pies Es el más popular y común. Es alargado, ligeramente achatado y mide entre 30 y 50 centímetros, midiendo unos cuatro centímetros de diámetro. Suele pesar entre 150 y 260 gramos -aunque hay excepciones-. Se embute en el intestino delgado del cerdo y en caso contrario debe indicarse en la etiqueta. Es suave, tierno -envejecido apenas tres semanas- y se caracteriza por una capa blanca de moho (Penicillium nalgiovense, de la familia del Camembert o Roquefort), que contribuye al aroma. Se puede quitar para el consumo, pero es cuestión de gustos, al igual que la piel, que también es comestible como tripa natural de cerdo. A veces se le llama espetec (en la zona de Navarclés y también de una gran marca) o sabores, aunque esta última versión no es del todo correcta, ya que realmente alude a la primera prueba de la especia. Como último detalle, cabe recordar fuete también significa «látigo» en catalán.
foto de Fuet Court

  • Secallona. Más fina, más larga y generalmente en forma de collar o de herradura, la secallona es un embutido más seco que el fuet y, por lo general, no tiene tanto moho. Cuando se seca, se convierte en una salchicha más quebradiza. Cuando se trata de ingredientes, estamos hablando exactamente de lo mismo.

  • Somala. Aquí vamos a un salchichón seco, de hecho de ahí viene su nombre Somalia,

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.