La frittata tiene el honor de ser, con permiso de la auténtica carbonara, el gran plato de huevo italiano. No es oficialmente una tortilla, tampoco es una tortilla o tortilla francesa.más bien se sostiene por sí solo, aunque sus variaciones regionales son casi infinitas en toda Italia.

Un plato intrínsecamente humilde a base de huevo batido y lo que tengas en casa, la frittata es el ejemplo perfecto de versatilidad además de no ceñirse a los horarios. es perfecto como Merienda Cena sencilla que tiene utilidad como cocina y se come fría o caliente igualmente bien.

Las 27 mejores recetas de platos italianos

Extendido por toda la gastronomía de Italia, La frittata era el plato que muchos campesinos traían al campo y que hoy, en tiempos mejores, puedes acompañarlo con carnes, verduras, pescados o incluso conservas.

Sigue leyendo, porque a partir de hoy Mirarás los huevos en tu refrigerador de manera diferente y muchas opciones.


El origen

Existencias 547425762

Según el libro La historia de la gastronomía. por Jean-Louis Flandrin y Massimo Montanari (principios del siglo XX), la frittata llegó a Italia de los árabes y turcos en la Edad Media, que preparó un plato similar de huevo batido y pescado. En Egipto también se procesaba la eggah, plato que aún hoy se prepara y que también consiste en huevo batido y frito.

La versión de Martino de Como, célebre restaurador italiano del siglo XV, ofrece más posibilidades que en el cuarto capítulo de su obra libro de cocina Mencionó cómo hacer una frittata. En él se refirió al uso del huevo batido en una sartén y dio la receta para ello. Hacer una frittata verde con hierbas aromáticas como la mejorana, la borraja o la menta.

La realidad es que la opción de Martino, así como mucho mayormenciona también la palabra frictellacompartido por root Frittata y viene del latín frixùraque significaria eso frito.

Un país, miles de recetas y dos versiones regionales contadas por grandes chefs

Que el origen de la frittata se perdió en el principio de los tiempos y que la sencillez de sus ingredientes la convierte en lo que es Hay tantas frittatas como italianos. Sin embargo, existen ciertas diferencias entre el Norte y el Sur, encontrándose dos íconos principales como son la Rognosa Frittata y la Pasta Frittata.

De rognosa frittata, típica del Piamontenos habla David Bonatcocinar en Restaurante Gioia, situado en el centro de Madrid y piamontés de nacimiento. “Aunque tiene un nombre algo poético, es un plato muy rico que se come en todos los hogares”, dice.

«Se pueden agregar muchas cosas, pero una no Rognose clásico, al lado de un huevo tiene un Mezcla obtenida al chamuscar una carne como Salami della Duia (una especie de salchicha) y espinacasaunque también se le puede añadir cebolla», explica.

Davide Bonato Chef De Gioia y Daniela Rosso su esposa y encargada de la sala

Davide Bonato, chef de Gioia, y Daniela Rosso, su mujer y directora del restaurante. © Restaurante Gioia

Esta mezcla se saltea y se añade al huevo. «No batimos mucho el huevo, pero rompemos la yema. y en ese momento añadimos la longaniza y espolvoreamos queso rallado a modo de parmesano”, apunta. De ahí pasa a la sartén. “Lo más clásico en el norte de Italia es que usamos mantequilla, pero también puedes usar aceite de oliva”, añade.

Aunque la clave es el grosor y el tiempo. «No tiene que estar seco: Debe quedar jugosa por dentro y crocante por fuera.una pulgada de espesor», dice.

Un plato sencillo y económico. A pesar de su relevancia en la cocina italiana, no lo verás en los restaurantes.. “Es un plato que se trajo al campo que se podía comer frío, y hasta tienen frittatas dulces. Primero, es algo que se ve en bares y restaurantes, como comida para llevar, pero no es un plato típico en los restaurantes”, dice.

Frittata piamontesa de Davide Bonato

La versión de Davide Bonato de la frittata piamontesa. © Restaurante Gioia.

Una receta que no vemos en los menús españoles de los restaurantes italianos. «Es muy parecido a una tortilla, por lo que no sería un plato que un cliente español pediría en italiano‘, explica entre risas. Sin embargo, a través del ensayo, Davide ha diseñado una frittata donde conviven tradición e innovación.

«Mi padre me dijo que la frittata era un plato muy querido por el rey de Saboya, así que la cubrimos con pan de oro y fideos de arroz inflado. Añadimos el huevo, tanto la yema como la clara, porque es uno de los mejores exponentes de la Gioiay una pizca de crocante ahumado al carbón, en homenaje a este plato casero», explica, cuya versión de Rognosa Frittata estará en su menú piamontés cuando llegue la nueva normalidad.

También italiano, pero de otra latitud, Giani Pintochef de restaurante noi (en la calle de Recoletos de Madrid) y la zona de Apulia (Puglia en italiano), justo en el tacón de la bota, nos lo cuenta frittata sureña clásica: ese Frittata de pasta.

“No vemos frittatas en España por esa similitud con la tortilla, pero no es lo mismo”, dice. Sobre todo si nos referimos a la frittata di pasta. «Es un plato perfecto para vaciar la nevera»nos cuenta que le recuerda a su infancia ya las comidas de «mamas and nonnas».

En esto…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.