Este fin de semana fue especial, los que habéis tenido un puente largo sabréis de lo que hablo. De todos modos, aún nos quedan dos días para disfrutar de la familia y los amigos, por lo que te sugerimos siete grandes pintxos para la merienda del fin de semana y que también te pueden ayudar a hacerte una idea para las próximas celebraciones navideñas.

Ya sabes que la organización es la clave del éxito en la cocina, así que nada mejor que probar y experimentar recetas con antelación. no dejes nada para ultima hora. Seguro que encuentras alguno que te gustará entre las siguientes sugerencias para probarlo. ¿Con cuál de ellos te quedas?

Boletín Directo al Paladar

Suscríbete para recibir nuestras recetas diarias, información nutricional y novedades gastronómicas.

1. Pintxos de patata y mejillón con alioli adobado casero

escoger1

  • Ingredientes: Mejillones en escabeche enlatados, 4 patatas pequeñas, 4 tomates cherry, mayonesa, sal Maldon o escamas.

  • Preparación: Para preparar esta receta, primero prepararemos una mayonesa sencilla con un huevo y aceite de girasol utilizando una batidora. Para el alioli en escabeche, verter el aderezo de la lata de mejillones en escabeche sobre la mayonesa y batir con unas varillas hasta obtener una crema de naranja homogénea que guardamos en un bote para una mejor dosificación. Por otro lado, ponemos a hervir las patatas con piel en agua con sal durante unos 18 minutos -depende del tamaño- y luego cortamos los extremos de las patatas para que aguanten bien en el plato y sirvan de base de nuestro pintxo. Encima de cada patata ponemos un tomate cherry asado -aquí tienes la receta para que queden perfectos- y encima de cada tomate asado ponemos una almeja en lata, equilibrando todos los ingredientes con un palillo. Ahora solo nos queda dar los últimos toques a nuestra brocheta de patata, tomate y mejillones, echar un chorrito generoso de nuestro alioli en escabeche y servir. Como aún me quedaba un poco de salsa de asar los tomates cherry, la puse en el fondo y la mezclé con un poco más de líquido de la mermelada.

enlace receta | Pintxo de patata y mejillón con alioli de nuestro propio adobo

2. Gilda clásica

merienda 2

  • Ingredientes: Piparra o Chile en Vinagre 6, Anchoas en Salazón 6, Aceitunas Verdes Deshuesadas (aunque la original está deshuesada) 12, Aceite de oliva virgen extra de buena calidad.

  • Preparación: Acomoda todos los ingredientes en una tabla para trabajar rápido y armar las gildas sin complicaciones. Prepara unas brochetas o palillos de aperitivo y una bandeja o bol para servir las brochetas. Escurra los chiles o piparras del líquido de la lata y córteles la cola. Si se desea, también se puede dejar como está. Corte cada unidad por la mitad o déjela entera si es pequeña. Escurra también los filetes de anchoa y limpie un poco del aceite de la mermelada. Yo suelo preferir quitarles este aceite para aliñarlos con un buen virgen extra que me gusta y tengo en casa. Ensamble cada brocheta comenzando con una aceituna verde sin hueso, puede estar rellena o no. Continuar con una porción de piparra, luego enhebrar las anchoas dobladas sobre sí mismas. Vuelva a introducir la mitad de la piparra y termine con otra aceituna. Continúa hasta que las brochetas estén hechas, adornándolas con aceite de oliva virgen extra de buena calidad a tu gusto, tratando de ser generoso. Por supuesto, las banderillas también se pueden armar con otra disposición de los ingredientes, o se pueden dejar las piparras enteras.

enlace receta | gremio clásico

3. Croquetas caseras de espinacas y queso azul

elegir3

  • Ingredientes: 200 g de espinacas (se pueden congelar), 2 cucharadas de harina, 75 g de mantequilla, 2 vasos de leche, 50 g de queso azul, huevos y pan rallado

  • Preparación: Para preparar las croquetas, primero debemos hervir las espinacas en agua con sal durante 5 minutos. Luego las escurrimos bien para que tiren toda el agua y las dejamos en un colador unos minutos. Después de escurrir, ponga una sartén al fuego y derrita la mantequilla. Saltee ligeramente las espinacas en la mantequilla y agregue 2 cucharadas de harina y revuelva hasta que las espinacas las absorban. A continuación vamos añadiendo poco a poco la leche y dejamos que las espinacas la absorban antes de añadir más. Retiramos y añadimos leche hasta conseguir una bechamel verde lo bastante espesa para hacer croquetas. Agregue el queso azul y revuelva para usar el calor residual para derretirlo y esparcirlo por toda la pasta. Una vez disuelta, deja reposar la pasta de croquetas en un bol hasta que se enfríe. Para dar forma a las croquetas, esta vez formé bolitas que pasamos por huevo batido y pan rallado. Una vez formadas podemos congelar las croquetas hasta el día que las freímos o freírlas directamente en aceite de oliva muy caliente, dejando las croquetas de cada lado unos minutos hasta que empiecen a tomar un color tostado como este de la foto de presentación. Luego,…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.