¿Qué es lo más destacado de cada aniversario? Sin duda el postre que pondrá fin a la celebración y con el que podrás darle el broche final a la fiesta. Así que hoy los vamos a repasar. Siete pasteles de cumpleaños mágicospara que puedas elegir los mejores dulces.

Aunque prepararse para un cumpleaños requiere trabajo, vale la pena Organízate e invierte un poco de tiempo en preparar una tarta casera, su sabor siempre es mejor y con un poco de cuidado podemos lograr una presentación colorida. Seguramente su familia y amigos apreciarán sus esfuerzos.

TRES RECETAS para PASTELES RÁPIDOS Y FÁCILES

pastel1

Empezamos con una elegante tarta de buttercream, frambuesas y mascarpone. Aunque parezca que no vas a ver el resultado, con la boquilla adecuada es muy fácil, Rosas de diseño decorando este pastel. Pruébalo y nos dirás.

  • Ingredientes: 5 M de huevos, 50 g de mantequilla, 160 g de azúcar, 160 g de harina blanda, 1 pizca de mantequilla para engrasar el molde, 200 g de claras de huevo, 300 g de azúcar, 250 g de mantequilla a temperatura ambiente, unas gotas de colorante rosa, 250 g de frambuesas, 90 g de azúcar en polvo, 500 g de mascarpone.

  • Preparación: Comenzamos preparando el bizcocho genovés. Para ello, precalienta el horno a 180 grados y engrasa un molde de 20 centímetros de diámetro. A continuación, a temperatura ambiente, batimos los huevos junto con el azúcar hasta triplicar su volumen. Agregue la harina, la mantequilla y mezcle suavemente. Rellene el formulario y hornee durante aproximadamente media hora. Para la crema de mantequilla, mezcle las claras de huevo con el azúcar y las gotas de colorante rosa y caliente a 65 grados. Coloca esta mezcla en el vaso de una batidora y bate el merengue a punto de nieve, luego agrega la mantequilla en trocitos pequeños hasta tener una crema ligera y tersa. Guardar en una manga pastelera con la punta festoneada. Para el relleno, batimos el mascarpone con el azúcar glas, añadimos las frambuesas y reservamos para rellenar el interior de la tarta. Para el montaje cortamos la tarta en tres partes. Untamos la crema de relleno con frutas en cada capa. Extienda el merengue y la crema de mantequilla sobre la parte superior del pastel y use la manga pastelera 1M de la marca Wilton y la boquilla para formar unas cuantas rosetas.

pastel2

¿Este delicioso pastel de galleta y chocolate no te recuerda a tu infancia? Hay recetas que no se pueden perder y esta es una de ellas. Te aseguro que Acertarás con tus invitadosya sean adultos o niños.

  • Ingredientes: 1 paquete de galletas rectangulares, 100 ml de leche, 15 ml de licor de amaretto (1 cucharada), 1 taza con 500 g de crema de cacao y avellanas, 200 g de chocolate fondant, 100 g de nata líquida, 40 g de azúcar glass (opcional), 20 g de mantequilla , fideos de chocolate y M&Ms para decorar.

  • Preparación: Empezamos preparando el molde en el que haremos nuestra tarta. Engrase con mantequilla y cubra con papel pergamino. Deja un poco de papel sobresaliendo por los lados para que podamos soltar fácilmente el bizcocho del molde. Templamos un poco la crema de cacao y avellanas para poder manejarla mejor. Metemos la olla en el microondas y le damos dos o tres caladas de 30 segundos a potencia media-baja. Retirar entre cada golpe de calor. Buscamos una consistencia cremosa pero no líquida, por lo que debemos tener cuidado de no excedernos. Mezclar la leche y el licor de amaretto en un plato hondo. Cogemos una galleta y la mojamos en la mezcla sin remojar. Hacemos lo mismo con otra galleta y así sucesivamente hasta cubrir el fondo. Si las galletas no tienen el mismo ancho que el molde, las cortamos con un cuchillo de sierra para que cubran bien toda la superficie. Cubrimos la primera capa de galletas con una capa de crema de cacao y avellanas, extendiéndola bien por toda la superficie. Cubrimos esta capa con otra capa de bizcochos, que previamente mojamos en la mezcla de leche y licor de amaretto. Al igual que hicimos en el primer paso y para la primera capa. Alternamos capas de galletas y crema de cacao y avellanas. Todas las que podamos hasta que nos quedemos sin nata y terminemos con una capa de bizcochos. Cubrimos el molde con papel pergamino (o envolvemos en plástico film) y lo metemos en la nevera donde lo dejamos reposar una hora. Pasado este tiempo, desmolda la tarta. Si dejamos que se enfríe a temperatura ambiente durante unos minutos, la tarea se hará más fácil. Retire el exceso de papel pergamino y retire el pastel de la sartén. Coloque boca abajo en una rejilla para hornear. Y la rejilla en una bandeja limpia. Bañaremos la tarta en chocolate, la bandeja recogerá el exceso que gotee y podremos utilizarlo para otra cosa. Preparamos el dip derritiendo el chocolate, la nata y el azúcar glass (si se usa) en un recipiente al baño maría. También podemos hacerlo en el microondas a baja potencia, con cuidado de no quemarlo. Una vez que el chocolate se haya derretido, revuelva hasta que quede suave y agregue la mantequilla. Golpea de nuevo y vierte el…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.