La merienda es al fin de semana lo que las bicicletas son al verano. Se acerca el sábado (o domingo) irremediablemente unido y hay unas ganas tremendas de dejarse llevar por el placer, sin prisas por ir a la cocina y preparar un buen aperitivo para la familia o los amigos. Las propuestas de hoy son una de ellas comer de un bocadofácil de comer y sin problemas.

Siete recetas originales e inusuales Para sorprenderte y asombrarte que nos llevan más allá de las omnipresentes aceitunas, almendras o chips. Que todos están muy bien, sí, que también son de gran ayuda, pero de vez en cuando apetece variar y presumir un poco, ¿no crees?

Siete recetas de snacks que se preparan sin tener que encender el horno o la estufa

Croquetas de queso y mostaza Dijon

Croquetas de queso y mostaza Dijon

Una de las cosas que más nos gustan de las croquetas es la cantidad de variaciones que podemos hacer de ellas, las combinaciones y los diferentes sabores con los que podemos jugar. Son Croquetas de queso y mostaza Dijon Son una receta vegetariana que nos permite añadir a la larga lista de recetas de croquetas que ya tenemos en nuestro haber. Ideal para reuniones familiares y de amigos con aperitivos. El queso se puede sustituir por un parmesano y la mostaza Dijon por cualquier otro, aunque esta combinación es ganadora, ¿por qué cambiar aquí?

  • Ingredientes para 40 unidades: 50 g de mantequilla, 70 g de harina de trigo, 500 ml de leche, 3 porciones de queso, 25 g de mostaza Dijon, 1 huevo, pan rallado y sal.

  • Elaboración: Comenzamos calentando la mantequilla en una sartén, cacerola o cacerola grande a fuego medio-alto. Una vez derretida, añadimos 50 gramos de harina de trigo (el resto lo reservamos para dar forma a las croquetas) y removemos unos minutos para que la harina se integre bien con la mantequilla y se cocine al mismo tiempo. Luego añadimos la mitad de la leche que calentamos previamente. Retiramos con unos palitos de metal para que no queden grumos y añadimos los tres quesos y la mostaza de Dijon. Revuelva durante unos minutos antes de agregar la leche restante y cocine a fuego lento, revolviendo, durante unos 15 minutos. Cuando la masa de croquetas esté lista, colocar en un bol, tapar con film transparente (tocar la masa para que no se haga costra) y dejar enfriar antes de meter en la nevera. Unas horas de reposo son suficientes, pero yo suelo dejar la masa toda la noche y al día siguiente dar forma a las croquetas. Si usamos estos consejos, podremos envasar las croquetas rápidamente. En diez minutos tenemos nuestras 40 croquetas listas para freír en abundante aceite caliente. Pero si no hay prisa y prefieres hacerlo a tu manera, adelante. Lo importante es que te animes a preparar estas croquetas de queso Dijon y mostaza y disfrutarlas con los tuyos.

Más detalles sobre la receta aquí.

Mejillones Chilenos Parmesano

Mejillones Chilenos Parmesano

Uno de los mejores snacks que hemos probado hasta ahora, estos mejillones chilenos a la parmesana Son una explosión de sabor en la boca. Nos encantan tanto y son tan fáciles y rápidos de hacer (15 minutos y listo) que seguimos haciéndolos. El origen está en la cocina chilena, donde las machas a la parmesana son un clásico. La receta original es casera en la concha de macha, agregando una cucharada de mantequilla y queso parmesano rallado. Como suele ser el caso, el original tiene múltiples versiones y esta receta es una de ellas. La adición de crème fraîsche y vino blanco los hace auténticos. Sándwich de cardenal.

  • Ingredientes para seis unidades: 12 mejillones chilenos naturales enlatados, 3 cucharadas de crème fraîche o nata líquida, 1 cucharada de vino blanco seco, sal, pimienta negra molida, mantequilla y queso parmesano.

  • Elaboración: Mezclar la crème fraîche o la nata líquida con el vino en un recipiente hondo y sazonar ligeramente con sal y pimienta. Cortar unos cubos pequeños de mantequilla. Escurrir bien los mejillones sobre un colador fino y secar ligeramente con papel absorbente. Ralla un poco de queso parmesano, suficiente para espolvorear la parte superior de cada cucharadita. Colocar dos mejillones por cucharadita (o uno si son muy grandes) y un cubo de mantequilla encima. Cubrir con la mezcla de nata y vino y terminar con el queso parmesano rallado. Hornea durante cinco minutos o hasta que la superficie esté dorada. Retirar y dejar enfriar unos minutos antes de servir.

Más detalles sobre la receta aquí.

cucharadas de crema de patata y huevo de codorniz

cucharadita de crema de patata y huevo de codorniz

que buen aperitivo cucharadita de crema de patata y huevo de codorniz! Se pueden hacer con anticipación y también sirven como excusa para usar puré de papa sobrante, que se puede convertir fácilmente en crema. La idea es ofrecer un bocado para comer entero y dejar el huevo con una yema muy cremosa para crear una explosión de sabores y texturas en boca.

  • Ingredientes para diez unidades: 2 patatas medianas, 1 cebolleta pequeña, 50 ml de aceite de oliva virgen extra, leche o nata líquida para cocinar, nuez moscada molida,…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.