En mi opinión, los jugos de cocción o asado de la propia carne van mejor con un guiso de carne o un plato asado, con ellos podemos realizar preparaciones sencillas que realzan el sabor de nuestro plato. Hoy queremos recordarte cuáles son las mejores salsas para carnes, como la salsa española y sus derivadosrecordándote el proceso para que estas sencillas elaboraciones sean perfectas para ti.

Las 15 salsas que todo chef debe conocer

Además de estas salsas, podríamos añadir otras, como la clásica salsa británica o una de mis favoritas, la salsa de carne multiusos que utilizo en muchas preparaciones, sobre todo en casa. cuando me quedan unas rebanadas de rosbif y no me queda salsa y no quiero tomar carne seca ni recurrir a los tomates fritos.

Salsa española y sus derivados

1366 2000

Como te dijimos cuando hablábamos de la salsa española, la suposición es que esta es una Salsa madre en la gastronomíaen el sentido de que además de ser una salsa muy práctica y sencilla, también sirve como base para otras preparaciones, como te contamos más adelante.


Preparamos un roux, cocine la harina en una sartén con mantequilla. En cuanto empiece a tomar color, cuando la mantequilla empiece a tostarse la harina a tener un color oscuro cuando la harina esté tostada, añadimos el caldo de carne o caldo oscuro.

Para crear este fondo oscuro, como ya te hemos dicho, es necesario Asar algunos huesos de carne en el horno y hacer un caldo con ellos.. Si el roux oscuro y el caldo oscuro o el caldo de res pesado ya están preparados, simplemente mézclalos y comienza a espesar la salsa.

mejor vete Añadir poco a poco el caldo. Remueve con unas varillas para evitar que se formen grumos. Cuando todo el caldo esté incorporado, déjalo hervir a fuego lento para que nuestra salsa española se una bien y comience a espesar.

una vez hecho, Pasar la salsa española por el colador chino, apretamos con una llana para que quede suave y lo guardamos. Esta salsa es perfecta para platos de carne a la brasa, asados ​​sin su propia salsa y otras preparaciones a las que les da un sabor distintivo.

Enlace a la receta completa

Salsa Perigueux o Perigourdine

1366 2000 4

  • ingredientes: Mantequilla 50 g, Caldo de ternera 500 ml, Harina de trigo 50 g, Cebolla o chalote 50 g, Trufa negra fresca o enlatada 15 g
  • redacción : Para preparar la salsa Périgueux necesitamos un caldo intenso de carne o oscuro que reducimos hasta obtener casi un almíbar o demiglace. También necesitamos una base de salsa española y trufa, preferiblemente fresca. La cantidad de trufa utilizada es muy pequeña, por lo que a pesar de su alto precio se está extendiendo mucho. Empezamos preparando la salsa española y hacemos un rojo con mantequilla y harina. Luego añadimos el caldo de carne sin dejar de remover hasta obtener la salsa española. Entonces, añadir la carne a demiglace -fondo oscuro muy reducido- y removemos hasta que todo se integre. Agrega el jugo de las trufas enlatadas y remueve para que se integren todos los ingredientes. Mientras tanto, trocea la trufa y agrégala a la salsa. Terminamos agregando 25g mantequilla extra que aligeran la salsa y ayudan a que se noten más los aromas de la trufa.

Enlace a la receta completa

la salsa de roberto

1366 2000 2º

  • ingredientes: chalota 100 g, mantequilla 50 g, mostaza antigua al gusto, caldo de res 500 ml, harina de trigo 20 g, vino blanco 50 ml
  • redacción : Empezamos picando muy fina la chalota y salteándola en la mantequilla hasta que esté prácticamente caramelizada. Puedes usar el truco que te contamos para hacer cebollas caramelizadas y agregar una pizca de bicarbonato de sodio para acelerar el proceso. Cuando la cebolla esté bien pochada, añadir la harina y formar el roux. Añadir el vino blanco y remover hasta que se evapore el alcohol y se incorpore el líquido. Añadimos el caldo de carne intenso o caldo oscuro hasta que la salsa se una. Es hora de agregar la mostaza a la antigua. Mezcle y remueva bien hasta que la salsa adquiera suficiente densidad y color.

Enlace a la receta completa

la salsa de caza

1366 2000 3

  • ingredientes: 1 cebolla pequeña, 100 g de champiñones, 200 ml de caldo de ternera, 50 g de mantequilla, 50 g de harina de trigo
  • redacción : Empezamos picando la cebolla o chalota en un brunoise muy fino y laminamos muy bien los champiñones. En una sartén, pochar la cebolla y añadir los champiñones y saltear bien con unos cuantos nudos de mantequilla. Luego añadimos la harina y si lo deseamos añadimos un chorrito de coñac o brandy y flambeamos, que le da sabor y color a la salsa. Una vez que esté todo dorado añadimos el caldo de ternera como si fuéramos a hacer una velouté, como una bechamel pero con caldo en lugar de leche. No se trata de dejarlo muy espeso como si estuviéramos haciendo unas croquetas, se trata de darle una textura de salsa. Cuando veamos que nos engorda mucho, añadimos más caldo.

Enlace a la receta completa

Boletín Directo al Paladar

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.