Como buena hija sevillana no podía faltar en mi repertorio de recetas garbanzos con espinacas. Plato muy típico de Sevilla y de buena parte de Andalucía, que se come con tenedor más que con cuchara. No es un guiso como los garbanzos con bacalao y espinacas, receta que estamos acostumbrados a comer en otras partes del país, sino un plato seco lleno de sabor y muy potente.

Tal vez por eso, debido a su patetismo, la garbanzos con espinacas Se suelen comer como tapa y no como parte de un menú de mediodía, aunque nadie nos lo prohíbe cuando nos apetece. Son una receta vegana fabulosa, o vegetariana si las acompañamos con un huevo frito que lleva como guarnición rico y rico pan. Comida sencilla, sin pretensiones, barata y muy sabrosa. ¿Alguien da más?

En una cacerola con algunas yemas de los dedos de agua, cocine las espinacas congeladas a fuego medio-alto durante unos 15 minutos o hasta que se descongelen. Tendremos Cuidado con el agua para que no se agote, porque no queremos que alcancen la olla. Una vez hecho, escurrir bien y picar con un cuchillo bien afilado.

Calienta el aceite en una sartén y saltea los dientes de ajo previamente pelados. Cuando empiecen a dorarse, retirar y colocar en el vaso de una batidora de mano. En el mismo aceite fNos reímos de la rebanada de pan amarillo dorado. Escurre y añade al vaso mezclador junto con el comino, el cilantro, el pimentón, la pimienta blanca, la salsa de tomate y una pizca de sal. También ponemos en la jarra el vinagre, el agua y la mitad del aceite. Trituramos bien y reservamos.

Vierta el aceite que sobró de freír el ajo y el pan en una olla o sartén grande, caliente y agregue las espinacas picadas. Freír unos minutos antes añadir la majada que reservamos y cocine dos minutos más, revolviendo para mezclar los sabores. Por último, añade los garbanzos cocidos y saltea durante cinco minutos. Pruebe la sal y ajuste si es necesario antes de servir.

Garbanzos con espinacas paso a paso

Guiso de cuaresma con bacalao y gambas: una receta de lujo para Semana Santa

Con qué acompañar los garbanzos con las espinacas

Servidos como tapa, estos garbanzos con espinacas son un éxito con una buena copa de vino tinto y unas rebanadas de auténtico pan casero. Podemos acompañarlo con otras tapas típicas de Sevilla como el solomillo al whisky y del resto de Andalucía como ración de pescado frito. Así tenemos una merienda temática muy diversa y sabrosa.

Directo al paladar | Las mejores sopas de España para combatir el resfriado común
Directo al paladar | sopa castellana. receta

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.