La cadena de supermercados rusa Mere quería abrir 40 sucursales en 2021, que sería el más barato de España. Al final solo abrieron ocho supermercados, repartidos entre las provincias de Valencia (Gandía, Pobla de Vallbona, Aldaia y Onteniente), León (capital), Madrid (Parla), Murcia (Santiago de la Ribera) y Tortosa (Tarragona). Todos los supermercados están liquidando los suyos Cuotapara bajar las persianas indefinidamente a partir del 15 de febrero.

Según infoRetail, la empresa es propiedad de holding Torgservis tiene previsto finalizar su entrada en el mercado español cuando no ha pasado ni un año su primera apertura.

Por parte de la empresa, han dicho que esperarán uno o dos meses después del cierre de las tiendas para ver si el cierre es permanente. Pero está claro que estas tiendas, que recuerdan a las primeras DIA, Lidl o Aldi, con una estética extremadamente sobria y una selección un tanto aleatoria de productos apilados en grandes cajas, ya no les gusta el público español.

Las 40 aperturas previstas se retrasaron y a mediados de año la matriz renunciado para todo el equipo que logró aterrizar la cadena en España. Según datos de detallelas tiendas registraron pérdidas mensuales de casi 15.000 euros, lo que significa que la situación comenzó a hacerse insostenible económicamente.

Mero2

Una visita a otro tiempo

Durante nuestra visita al Mere de Parla encontramos un supermercado de otra época. Aunque un cajero nos aseguró que llegaría al Mere de Parla en las próximas semanas no habia leche. También se vendía pan, ni siquiera rebanado y ningún producto fresco.

Aproximadamente la mitad de la tienda estaba ocupada por productos de bazar y droguería: toallas, escurreplatos, platos, enormes bolsas de detergente… y la otra mitad por comestibles, pero sin orden especial. La única sala al lado del supermercado es la de los productos refrigerados, guardados en una enorme nevera a la que tienes que entrar para servirte.

Boletín Directo al Paladar

Suscríbete para recibir nuestras recetas diarias, información nutricional y novedades gastronómicas.

Un modelo un tanto turbio que al parecer ya no tiene cabida en España y quizás tampoco en el resto de Europa Occidental, donde A la empresa tampoco le iba bien..

En Francia Su aterrizaje todavía está en espera y en Gran Bretaña Las pocas tiendas recién abiertas tienen estantes medio vacíos porque es difícil encontrar proveedores que acepten sus condiciones: empaques grandes y poco atractivos, devolución del 100% de los productos no vendidos o la obligación de que los productos sean solo de clase económica.

Directo al paladar | Probamos Dija, Getir y Gorilas, los nuevos supermercados fantasmas que compiten por llevarte la compra a casa en tan solo 10 minutos
Directo al paladar | El supermercado nos cambió la vida, pero su crisis está cerca: «Es muy fácil de replicar online»

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.