Ese tazones de batido Entraron con mucha fuerza en el panorama de las tendencias gastronómicas, tanto que algunas voces ya auguran su desaparición. Pero además de poses y fotos de Instagram super estilosas, en verdad son una opción muy interesante para añadir a nuestras recetas de desayunos, comidas y meriendas. ¿Sus ventajas? Son saludables, apetitosas, fáciles de preparar y muy versátiles. Porque en realidad es bastante fácil preparar un batido perfecto sin una receta.

El término zalamero Causa mucha polémica en nuestro idioma ya que no son pocos los que abogan por utilizar el simple “batido” como equivalente. Estoy parcialmente de acuerdo, porque no creo que una malteada típica de Summer Terrace, con su leche, helado y/o crema, se compare con bebidas que combinan frutas, granos y vegetales. Ese tazón de batido haría una variante para beber con más calma, con una base más espesa para poder añadir ingredientes sólidos que se adhieran a su superficie. ¿Cómo los preparas?

Hojaldre de Almendra, el postre más fácil hecho con almendras

El batido para beber con cuchara

Cómo hacer el smoothie bowl perfecto

Otra moda que ha inundado las redes y las revistas de moda dedicadas a la vida saludable es el comedor interior. Cáscara o conchas. Tal vez como una evolución natural de la locura por la comida asiática, con tantas sopas y platos de arroz y fideos, Recetas que mezclan muchos ingredientes en un solo bol se han vuelto muy populares. También se ven muy bien en las fotos sin muchas complicaciones de estilo, todo hay que decirlo.

Relacionado: Los beneficios para la salud de las ciruelas

De esta manera, el tazón de batido Es como un batido nutritivo que se debe tomar con cuchara. Sin embargo, los batidos convencionales son más espesos que un batido o batido En esta versión buscamos una textura aún más gruesa, preferiblemente con una capa cremosa, dependiendo de qué ingredientes usemos como base. Hay muchas recetas en la web, en sitios especializados, blogs o redes sociales, incluso con muchos recetarios específicos. Pero si tenemos en cuenta algunos puntos importantes, siempre podemos evocar un tazón de batido perfecto.

La fórmula mágica para crear la base

Cómo hacer el smoothie bowl perfecto

Toda la gracia del Smoothie Bowl reside en la base, el puré o batido de ingredientes que recibe los ingredientes añadidos. Para hacerlo atractivo y sabroso. Lo mejor es optar por un color llamativo que normalmente también refleje las vitaminas de todo lo que hemos usado. Un verde brillante, amarillo limón, rojo pasión o morado y rosa son buenas opciones que querrás comer con solo mirarlas. El verde es, en teoría, la opción más saludable porque implica la adición de ingredientes de origen vegetal como las verduras de hoja verde, el perejil o la col rizada, pero existen más alternativas.

esto es eso formula magica que podemos utilizar como punto de partida para nuestras creaciones:

  • 1 taza de frutas y/o vegetales mixtos. Para un mejor resultado, es preferible que al menos una de las frutas esté congelada previamente, por ejemplo plátanos maduros, mangos o piñas. Si no queremos que las verduras sobresalgan, deben ocupar 1/4 del volumen total.
  • 1/2 taza de líquido. Agua mineral, agua de coco, zumo de naranja natural, leche o bebida vegetal, yogur natural o lo que más nos apetezca. Dependiendo de la textura de nuestro mix de frutas y verduras, podemos combinar varias variedades.
  • 1 cucharadita o 1 cucharada de edulcorante. Según nuestros gustos podemos darle un toque más o menos dulce con miel, melaza, sirope de agave o de arce, dátiles triturados o ciruelas, mantequilla de almendras o de cacahuete, etc.
  • 1 cucharada de granos, nueces o semillas. Avena, linaza, semillas de chía, espelta o copos de centeno, quinoa, semillas de sésamo… Hay muchas opciones. Ayudan a espesar, añaden vitaminas, minerales y proteínas, y aumentan el contenido energético y el poder saciante del batido.
  • 1/4-1/2 cucharadita de especias o saborizantes. Es opcional, pero un poco de canela, cúrcuma, jengibre, vainilla o cardamomo realmente puede realzar el sabor final.

Ese coberturas o ingredientes añadidos

Cómo hacer el smoothie bowl perfecto

Si ya tenemos la base de nuestra receta, siempre con la textura que más nos guste pero cuidando que no quede muy líquida, eso es todo lo que necesitamos Añadir los ingredientes sólidos que más nos apetezca. Podemos recurrir a las mismas cremas que nos quedan para mejorar el sabor y jugar con las texturas, o añadir otras.

Me gusta experimentar con los contrastes y que se puedan combinar fácilmente en cuanto al color. yo recomiendo Mezcla un poco de fruta fresca con algunos ingredientes crujientes., como almendras y semillas de calabaza o sésamo ligeramente tostadas en una sartén sin aceite. El coco aporta un toque exótico que va muy bien con casi cualquier fruta, y la fruta roja fresca puede aportar un contrapunto ácido muy interesante. El chocolate negro triturado o rallado, incluso el cacao en polvo sin azúcar, también son buenas opciones.

¿Cómo se prepara el smoothie bowl?

Cómo hacer el smoothie bowl perfecto

Las técnicas de cocción requeridas para estas recetas son casi inexistentes, ya que solo tenemos que pelar y trocear…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.