El rosbif (o rosbif) bien cocido es uno de los bocados más exquisitos que podemos ponernos en la boca. Hay mucho juego, permite infinidad de guarniciones y usos: comidas completas, cenas ligeras, aperitivos rápidos, rellenos para bocadillos o bocadillos, etc. Un trozo de carne asada nos puede sacar de muchos apuros ¿No te parece?

Junto con todos estos beneficios, el rosbif es jugoso, tierno y lleno de sabor. Para los que no habéis probado a prepararlo en casa por miedo a no conseguir el resultado adecuado, ahora podéis despediros de vuestros miedos porque os lo regalamos las claves para preparar el rosbif y que quede perfecto.

Boletín Directo al Paladar

Suscríbete para recibir nuestras recetas diarias, información nutricional y novedades gastronómicas.

Cinco consejos para un rosbif perfecto

Cocinar rosbif es sorprendentemente fácil, pero no se confíe demasiado y piense que es simplemente meter un trozo de carne en el horno y esperar a que se cocine. Aunque esto es lo básico, siga estos Cinco consejos básicos para un rosbif perfecto Cada vez que lo hagas en casa, te convertirás en el rey o la reina del asado.

1. Selección de carne

El primer paso, y muy importante, es Elegir una pieza de carne de calidad. Un buen producto garantiza un buen resultado y en el caso del rosbif aún más por lo que hay que tener cuidado de comprar el mejor corte de ternera o buey que tengamos al alcance.

6679490319 F6c2177731 B

La fritura es una técnica culinaria que consiste en someter los alimentos a altas temperaturas y calor seco. Es importante que la carne no se queme prematuramente sin que el colágeno interno se derrita en gelatina Elige un corte tierno de ternera.

Otro factor a considerar es la grasa. Una pieza de Carne con grasa intramuscular veteada Quedará más jugoso después de pasar por el horno y su sabor será más intenso ya que está en la grasa donde se encuentra. Asimismo, es recomendable elegir una pieza con una gruesa capa exterior de grasa, que aporte jugosidad.

Asado de costillas de pie

Residencia en, los cortes que mejores resultados dan con el rosbif Son el lomo (alto o bajo), la paletilla, las costillas, el rosbif y el redondo. También se puede utilizar tapalla, pescado y falda, aunque estos cortes son más duros y requieren un asado más largo a bajas temperaturas para sacarles el máximo partido.

2. Condimento y Aderezo

La verdad es que una pieza de ternera bien asada no necesita ningún condimento especial para hacernos levitar con el resultado. Un condimento básico de sal y pimienta es suficiente. Pero tal vez quieras variar y agregar sabores a la carne asadaque podemos lograr de diferentes maneras.

UN mezcla de condimentos secos a base de sal y azúcar, con el que se masajea la pieza de carne antes de introducirla en el horno. A la sal, que realza el sabor, y al azúcar, que aporta una corteza caramelizada y un bonito tono dorado, le añadimos hierbas, especias u otros condimentos a nuestra elección: sal de ajo, hierbas provenzales, guindilla molida, etc.

3342745600 C15e1aa4dd B

Es importante distribuir la mezcla de especias uniformementesin dejar calvas. Si el trozo de carne está ligeramente húmedo, se pegará más fácilmente. El grosor de esta capa depende del sabor de la carne y de la obtención de una corteza exterior que aporta textura. Para una capa espesa, podemos añadir pan rallado a la mezcla.

Resumen 1239139 1280

Si la mezcla de especias añadir un ingrediente húmedo, conseguimos una pasta que facilita cubrir la carne. Cuanto más espesa sea la pasta, mejor para que no se escurra de la carne. Se puede utilizar aceite, mantequilla, mostaza, miel, melaza, etc. Sabe bien.

3. El asado en sí

Hay muchas formas de asar un trozo de carne, y como dice el refrán: “Todo maestro tiene su empuñadura”. Cualquiera que sea la elección, hay una serie de lineamientos generales para conocer y aplicar cuando queremos asegurar un rosbif perfecto.

  • Para un asado homogéneo, la carne debe estar a temperatura ambiente antes de ser colocado en el horno. Una hora fuera de la nevera es suficiente, pero hay que tener cuidado cuando hace calor para mantenerlo alejado de bacterias. El sentido común se aplica aquí.
Paletilla de cerdo de 1200px en ahumador de huevo verde

  • Para que la carne no se cocine en líquido y se fríe uniformemente por todos lados, es recomendable dejar circular el aire caliente ponerlo en un estante y colocar debajo una bandeja para recoger su jugo (que servirá de base para una rica salsa).

  • Para que el trozo de carne quede jugoso y no se queme ni se seque, la regaremos en su propio jugo (que luego sirve de base para una salsa) cada 15 o 20 minutos. Mucho cuidado con ella para no quemarse, porque tenemos que quitar un poco la bandeja inferior y coger el jugo con una cuchara (mejor si es de mango largo). Cuando hemos decidido comprar una pieza con una capa exterior de grasa, la ponemos encima de la parrilla. De esta manera, cuando la grasa…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.