Comenzamos haciendo un caldo corto con las sobras del pescado que será la base de nuestro almacén express. Para ello, se llena un cazo con 1,5 litros de agua y se le añaden los restos de pescado, los granos de pimienta, el laurel y la cebolla pelada y clavada (es decir, con los dientes pinchados en su carne). Cocinamos durante 20 minutos. Colar y reservar.

Mientras tanto pela las gambas, sazona los cuerpos y reserva en la nevera y fríe el resto en una sartén con un poco de aceite. Agrega una cucharada de caldo de pescado y cocina a fuego lento durante cinco minutos. Pasamos por un chino o tamiz, Exprimir bien para sacar el jugo de las cabezas de gambas. Vierta este jugo en el caldo de pescado y sazone con sal y pimienta.

Pelar y brunoise los dientes de ajo, al igual que el pimiento verde. Lava los calamares, separa el cuerpo de los tentáculos y córtalos en cubos pequeños. Cubrimos el fondo de la paella con mucho aceite y sofreímos los ajos y pimientos, pasados ​​cinco minutos añadimos los calamares y volvemos a sofreír hasta que cambie de color y se ponga opaco.

Añadir el arroz, los pimientos y la tinta de calamar. Sazonamos con sal y pimienta y removemos bien para que se mezclen todos los ingredientes que tenemos en la paella y espolvoreamos con el fumet enseguida. Usamos el doble de fumet que de arroz (en volumen), pero reservamos mucho por si se seca en exceso y necesitamos más.

Cocine el arroz a fuego alto durante unos minutos, reduzca la intensidad a media-baja y cocine durante otros ocho minutos sin siquiera tocar o remover el arroz. Pasados ​​los primeros 10 minutos de cocción, esparcimos las gambas por la superficie y Metemos la paella en el horno (precalentado) donde terminamos de cocer el arroz a 180ºC durante otros 8-10 minutos.

Durante el proceso, Comprobamos que nuestro arroz esté bien hidratado. Si necesitas más caldo, añádelo en pequeñas cantidades (para no detener la cocción) y reparte bien por toda la superficie. Cuando el arroz esté listo, sacar la paella del horno, tapar con papel absorbente (o una toalla limpia) y dejar reposar cinco minutos antes de servir.

Arroz Negro De Pasoapaso Con Sepia Y Gambas 1024ma

ARROZ A LA OLLA EXPRESS El truco para preparar una guarnición en poco tiempo

saboreo

Es importante servir arroz negro con calamares y gambas inmediatamente después del período de reposo, cuando la textura, el sabor y la temperatura están en su punto óptimo. Delicioso por sí solo, aunque un poco de All-i-Oli casero hace maravillas. Es un plato sustancioso y sustancioso, adecuado para la hora del almuerzo, que no requiere más que un poco de pan y una bebida fría.

Directamente en el paladar | Filete de pavo con membrillo. La receta que todos pedirán
Directamente en el paladar | Potaje calmante de alubias con calamares. receta

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.