Aunque la quiche en España nos parece un plato refinado e incluso complicado de preparar, lo cierto es que el equivalente francés de nuestra tortilla de patata: una elaboración útil, que sirve de comodín para una cena sencilla y familiar. Y en realidad es mucho más fácil de hacer que una tortilla.

Quiche es solo un tipo de tarta salada con huevos batidos, nata líquida y otros productos como verduras, carnes, etc., con los que se rellena un molde de masa quebrada y se hornea. El relleno permite infinitas variaciones, convirtiendo a la quiche en un plato muy popular que se adapta a los gustos y dieta de la mayoría.


No solo quiche: cinco originales recetas de tartas saladas para la merienda del fin de semana

Aunque podemos mover la cabeza y hacer nuestra propia masa para la quiche perfecta, los supermercados hoy en día venden una buena masa quebrada que nos quita la única parte compleja de la preparación de la receta. Si compramos la masa terminada, el resto es un juego de niños y se hace en pocos minutos.

La mítica Quiche Lorraine

El origen de la quiche se encuentra en la región de Lorraine, al noreste de Francia, de donde procede la más famosa de todas las variedades que existen: la quiche Lorraine. La receta original, que data del siglo XVII, solo incluye huevos y nata, pero ha ido evolucionando con el tiempo y hoy en día es habitual añadir queso, tocino y champiñones y aún se considera una quiche lorraine. Esta es tu receta completa, rebozado incluido, perfecta para sustituir una industrial.

Quiché Lorena

Comenzamos preparando la masa quebrada. Formar un volcán con la harina, añadir los cubitos de mantequilla y amasar todo hasta obtener una masa homogénea. No conviene que amasemos demasiado para no quedar una masa demasiado dura. Hacemos una bola, la envolvemos en film transparente y la guardamos en la nevera durante media hora. Pasado este tiempo, extendemos la masa con el rodillo, cubriendo con ella una forma acanalada con fondo desmontable. Pasamos el rodillo por el borde y retiramos el exceso de masa. Pincha varias veces con un tenedor y hornea la base en horno precalentado a 180 °C durante 15 minutos. Mientras tanto, ralla el queso, corta el jamón en dados pequeños, filetea los champiñones y saltéalos en una sartén para que pierdan el agua. En un tazón grande, bata los huevos y mezcle la crema y la leche, la sal, la pimienta y una pizca de nuez moscada. En el fondo de la tarta ponemos el jamón serrano o la panceta o tocino colado, el queso y los champiñones. Sobre ella vertemos la mezcla de nata y huevo y dejamos que todo se empape bien. Finalmente horneamos la quiche a 180º durante 30 o 40 minutos o hasta que el relleno haya cuajado y la masa esté dorada. Servir caliente.

Un paseo por nuestras mejores quiches

De esta receta original de Quiche Lorraine han aparecido otras versiones, que con el tiempo también se han afianzado en la gastronomía la francesa, como Quiche Vosgienne, con queso rallado; la alsacienne con cebolla frita; el de la Goguette; la tarta tourangelle con beicon ahumado y rillettes; la mediterránea, con diversas verduras de la cocina mediterránea como tomates, pimientos o calabacines, o la quiche florentina, con espinacas, entre otras muchas variantes tal y como te las presentamos hoy Directamente al paladar.

Quiché Lorena

quiche vegetariano

Para quienes siguen una dieta vegetariana, las quiches son una gran opción para incorporar una variedad de vegetales en una misma preparación. La verdad es que las quiches vegetarianas son tan buenas que incluso a un amigo vegetariano le gustan.

Comenzaremos con esta versión de la Quiche de Tomate Cherry y Piñones, una receta rapida y facil lo que da un muy buen resultado con pocos ingredientes.

Quiche tomates cherry piñones

Destacamos también esta quiche de habas y puerros, una elección ideal como plato principalporque aunque no lleva carne ni pescado, es bastante fuerte gracias a las legumbres.

Con otros sabores populares, les presento esta Quiche de Tomate Secado al Sol con Aceitunas, con un acabado más nítido y ligero gracias al uso de hojaldre en su base.

Por último, tenemos dos quiches con brócoli como protagonistas: una quiche de brócoli, queso de cabra y mostaza y otra de brócoli y queso azul.

Quiché de queso

Aunque algunos de los que te he mostrado antes tienen una pequeña cantidad de queso en su relleno líquido, existen otras versiones en las que el queso es el auténtico protagonista.

Como esta quiche de calabaza, membrillo y gorgonzola, donde El queso italiano se caracteriza por su sabor picante y muy especial, combinado con ingredientes tan originales como el membrillo y la calabaza.

Quiche3

El queso de cabra es un ingrediente muy versátil y se suele incluir en este tipo de tarta salada ya que tiene un sabor ligero pero a la vez poderoso y con más vida que el requesón simple. Como muestra este quiche de calabacín con queso crema de cabra.

También con queso suizo os presento esta quiche de tomates asados ​​y gruyère, con un aroma especial gracias a…

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.